El consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, reiteró el apoyo del Gobierno de Cantabria y se puso a “enterísima disposición” de Solvay en su primera visita a una empresa como Consejero de Industria, considerando nuestro proyecto de transición energética como “ejemplar y necesario”. Se refirió también al “escrupuloso respeto ambiental” del proyecto, considerándolo “un ejercicio muy poderoso de fe en la reducción hasta mínimos insospechables de emisiones de CO2, y en definitiva dejar de poner en riesgo la calidad de vida y la calidad ambiental y del planeta que es el objetivo general que nos tenemos marcado”.

Por su parte, el director general de Solvay para España y Portugal, Jorge Oliveira, agradeció a Marcano su “interés y disponibilidad inmediata”, subrayando la madurez del proyecto en el que se lleva trabajando tres años y que solo está a falta de confirmación de apoyo económico, que podría llegar a través de los fondos europeos o del Gobierno de España y su Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Recordó también que se trata de un proyecto “fundamental para la región y para la continuidad de la empresa”, ya que Solvay Torrelavega proporciona más de 2.500 empleos de forma directa o indirecta y actúa como tractor de la región al suponer el 2,5 por ciento del PIB de Cantabria.

En su visita, López Marcano estuvo acompañado por el director general de Industria, Daniel Alvear, y los alcaldes de Torrelavega y Polanco, Javier López Estrada y Rosa Díaz Fernández respectivamente.

Por parte de Solvay Torrelavega, además de Jorge Oliveira, estuvieron presentes el responsable de Operaciones de la planta, Fernando Cohnen, la responsable de Seguridad, Calidad y Medio Ambiente, Sonsoles Pérez Palmero, y el jefe de Recursos Humanos y Comunicación, Luis Hervella.